En nuestra condición de seres sociales, las personas necesitamos comunicarnos. Hoy en día la comunicación ha evolucionado y los emprendedores deben saber que sin una buena estrategia de comunicación en su empresa, podrán llegar a tener muchos problemas, “ruidos” en el mensaje que busquen transmitir.

La diferencia entre poseer una buena capacidad de comunicación o no poseerla puede ser la distancia entre el triunfo o no de un proyecto, ya que como veremos la comunicación a todos los niveles es básica para el éxito empresarial.

Una buena comunicación empresarial debe llevar a cabo acciones que disminuyan la incertidumbre sobre la comunicación que circula dentro y fuera de la empresa.

El elemento básico que forma la comunicación empresarial es la información que se va intercambiando a través de mensajes con determinados códigos que normalmente son similares entre los integrantes de la comunicación. 

La comunicación se puede clasificar:

Según el emisor:

  • Descendente: Se relaciona con las estructuras jerarquizadas en las que existen distintos estadios de poder y la comunicación se realiza de arriba de los poderes altos a los poderes bajos.
  • Ascendente: Como se puede intuir, la comunicación se realiza de los estadios más bajos de la empresa hacia arriba lo que permite que los superiores conozcan las necesidades y las propuestas de sus empleados consiguiendo que estos estén satisfechos.
  • Horizontal: Consiste en la comunicación entre los integrantes de un mismo nivel jerárquico. Esto suele ocasionar lazos de amistad por lo que hay que controlar que no se descontrole para que no interfiera en la eficiencia de la empresa, por otro lado, hace que los empleados se puedan ayudar y apoyar entre sí.

Según los interlocutores:

  • Bidireccional: Es la más utilizada ya que genera una retroalimentación constante.
  • Multidimensional: Este término es más común gracias a la globalización haciendo que la comunicación no sea dirigida solo por un emisor a un receptor, sino que la información llega a múltiples receptores y se generan diversos grupos de retroalimentación que resulta más enriquecedor para todos los integrantes.
  • Monodireccional: En la actualidad no se suele dar ya que es una comunicación empresarial en una sola dirección sin obtención de ninguna respuesta por parte del receptor.

La comunicación es esencial en cualquier tipo de actividad organizada, siendo uno de los factores imprescindibles para que ésta funcione y se desarrolle adecuadamente.  Los efectos positivos de la comunicación son evidentes: mejora la competitividad de la organización, así como la forma en la que se puede adaptar a los cambios que se produzcan en su entorno, con el fin de conseguir los objetivos que se hayan propuesto inicialmente. Al mismo tiempo, la existencia de una comunicación en la empresa eficaz, fomenta la motivación de los empleados, así como el compromiso y la implicación en las tareas corporativas, creando un clima de trabajo integrador.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Acerca tu negocio a todos los clientes potenciales a través de tu tienda online.